17.3.10

El mensajero de la crisis

"Casi nadie le creyó a Casandra, cuando advirtió los peligros que encerraba ese caballo gigante de madera en las puertas de Troya para el futuro de su civilización. El final de aquella historia -La Ilíada- es conocido. Muchos menos hicieron caso a las alertas desesperadas del profesor y catedrático catalán Santiago Niño Becerra, cuando escribía hace 5 años en Internet o en algún periódico, que la suerte de este sistema tal y como estaba pautada, también estaba escrita. 'Alarmista' y 'futurólogo' fueron algunos de los motes que se granjeó en la comunidad académica cuando decidió darle forma de libro a sus intervenciones, con el sugerente y poco feliz título de 'El crash de 2010'."
Publicar un comentario