15.8.11

Misterios en el atasco | Conductores | Motor | elmundo.es

VACACIONES | Tráfico

  • Los atascos se producen puntualmente cada verano, Navidad o Semana Santa
  • Este fenómeno ha sido estudiados por físicos, psicólogos y sociólogos
  • No hay una solución única para evitarlos aunque sí se pueden mejorar
  • Se deberían evitar cuellos de botella y obras y ofrecer más educación vial
  • Sobre todo con los carriles, la distancia de seguridad, la velocidad...
  • Una vía absorbe más tráfico si se circula a 90 km/h que a 140 km/h
César Urrutia | Madrid

Son 140 caballos de potencia, una aceleración de 0 a 100 km/h en nueve segundos, tracción a las cuatro ruedas... Una máquina perfecta en una carretera de tres carriles diseñada para circular a 120 km/h y llegar en cuatro horas a la playa. Y, sin embargo, el coche está parado en mitad de ninguna parte junto a otros miles de vehículos que tratan desesperadamente de ponerse en movimiento.
¿Hay algo más frustrante que un atasco para un conductor? La escena se repite puntualmente cada verano, Navidad o Semana Santa y los automovilistas lo pagan en tiempo y en estrés. Un accidente, obras, un volumen excesivo de vehículos, anarquía de los conductores... Los motivos son recurrentes y conocidos porque han sido estudiados por físicos, psicólogos, sociólogos...
Publicar un comentario