7.10.08

El fin de la evolución humana

Un genetista británico asegura que cada vez se producen menos mutaciones en el ADN, por lo que los humanos somos 10.000 veces más parecidos entre nosotros de lo que deberíamos ser según las reglas del mundo animal | Eso hace que no evolucionemos.

La evolución humana toca a su fin debido al decreciente número de mutaciones en el ADN de los progenitores, lo que está convirtiendo a la especie en una "masa global", según el genetista Steve Jones del University College London.

El diario británico The Times publica hoy las conclusiones de este investigador entre las que destaca, sobre todo, el daño que la falta de padres de edad avanzada está causando a la evolución humana. Jones asegura que las mutaciones en el esperma son más probables a medida que la edad del hombre aumenta, especialmente a partir de los 35 años.

Publicar un comentario